Recorriendo Dubai (1ª Parte)

Un recorrido por los lugares más emblemáticos de Dubai

» Posted by on ago 4, 2012 in El Diario del Viajero, El Viajero en Emiratos Árabes Unidos | 2 comments

Recorriendo Dubai (1ª Parte)

A las 9:00 horas de la mañana, y tal y como habíamos pactado, Anvar (conductor y guía en mi visita a Abu Dhabi) me recoge en su coche a las puertas de un supermercado próximo al hotel. Nos disponemos a recorrer Dubai para descubrir los lugares más interesantes de la ciudad. Este recorrido me permitirá hacer las imprescindibles visitas a la ciudad y hacerme una idea de cuales son los lugares que pueden merecer una segunda visita para dedicarles más tiempo.

En primer lugar nos dirigimos a Dubai Creek. Un lugar que, aunque ya me es familiar, siempre resulta espectacular por su intensa actividad, por el ir y venir de barcos y por la belleza de sus orillas. En sus inmediaciones se encuentra uno de los más importantes mercados de frutas, verduras y pescados de la ciudad. Allí donde viajo me encanta visitar los mercados locales en los que poder contemplar como se desarrolla la vida diaria de los habitantes del lugar. Acostumbrado al bullicio, el desorden y la falta de higiene de la mayor parte de los mercados de países árabes, no puedo dejar de sorprenderme al entrar en el Mercado de Dubai Creek.

Todos los puestos se encuentran perfectamente alineados, los productos cuidadosamente presentados y los empleados bien uniformados se muestran simpáticos, atentos y serviciales. Mi entrada en el mercado llama la atención ya que, por lo que veo, en el mercado soy el único turista de cámara en ristre. La sección de verduras es espectacular; cebollas, pepinos, pimientos, calabacines,… todo esta espectacularmente presentado ofreciendo un arco iris de vivos colores. La mercancía se amontona de forma ordenada y limpia en los mostradores, mientras multitud de lugareños recorren los puestos para hacer sus compras. Una cubierta de chapa proporciona sombra y multitud de ventiladores (la mayoría no funcionan) se reparten por todo el mercado  para refrescar a los sofocados dependientes. Infinidad de banderines con los colores de los Emiratos Árabes Unidos y con el rostro de los emires, adornan los pasillos del mercado colgando de un extremo a otro. Hombres y mujeres recorren los puestos seleccionando los productos que serán la cena de hoy y, entre la muchedumbre, van y vienen carretilleros que con su “carretilla de obra” se ofrecen a transportar la compra de los clientes.

Un pasillo más allá me encuentro con la sección de pescadería. Decenas de mostradores repletos de pescados y mariscos de todo tipo y tamaño; cangrejos, langostas, atunes, salmones,… Los vendedores muestran con orgullo sus mejores piezas tratando de llamar mi atención.

Productos del mar traídos desde las profundidades.

A pocos metros, me encuentro con la sección de frutería. Sandías, mangos, bananas, piñas, frutas exóticas,… y más de doce clases distintas de dátiles (uno de los manjares autóctonos). Es impresionante contemplar el tamaño de esos dátiles y lo diferentes que son unos de otros. Numerosos clientes locales se acercan a comprar bolsas repletas de dátiles. La mayoría de ellos se decantan por unos que parecen estar aun verdes, pero que resultan ser los más dulces y carnosos.  Me dejo orientar por los entendidos clientes y por el experto tendero a la hora de elegir tres tipos distintos de dátiles. No me puedo ir de allí sin probarlos y sin comprobar cuales son las diferencias de textura y sabor de cada uno de ellos. He de decir que todos ellos me resultan deliciosos.

Con más de dos kilos de dátiles de tres tipos distintos, salgo del mercado en dirección al coche, donde me espera Anvar. Desde aquí nos dirigimos a lo que fue uno de los más antiguos mercados de Dubai, que ahora se encuentra restaurado para poder ser visitado. La visita resulta interesante ya que me permite contemplar la arquitectura tradicional dubaití pero, lamentablemente, todas las tiendas de recuerdos y souvenires se encuentran cerradas. Otra de las cosas que debo agradecer al Ramadán. No es que tuviera intención de comprar nada pero, si que me habría gustado ver el mercado en funcionamiento.

Nuestra siguiente visita es a Jumeirah Mosque, la mezquita más importante de Dubai. Se trata de la única mezquita, en todo el país, en la que se permite la entrada a infieles. Dos espectaculares minaretes se elevan al cielo custodiando la entrada al templo. Se puede entrar pero debe hacerse atendiendo a las habituales normas en el vestir y durante las horas de visita establecidas.

De camino a nuestro siguiente destino, vuelvo a encontrarme con el Al Fahidi Fort y no puedo dejar pasar la oportunidad de disparar unas fotos antes de continuar.

En conche recorremos el enorme Jumeirah Beach. Se trata de una zona residencial situada junto a la costa, en la que se concentran centenares de mansiones de millonarios. Tapias de dos metros y medio de altura controladas con cámaras de videovigilancia, ocultan ricas y grandiosas casas rodeadas de verdes jardines, gigantescas piscinas, canchas de tenis y otras instalaciones igualmente espectaculares. Lujosos coches entran y salen por los portones de entrada de las casas permitiéndome atisbar, verde de envidia, el interior de sus propiedades. En esta infinita avenida se suceden; a un lado lujosas casas de millonarios, al otro lado restaurantes con un evidente estilo occidental y multitud de clínicas de belleza y especialistas en cirugía estética. Según me explica Anvar, bajo las negras túnicas locales se encuentran presumidas mujeres, en ocasiones esclavas de la moda, que cuidan su imagen, visten ropa cara o de diseño y se adornan con ricas joyas. Belleza reservada para lucirla en la intimidad de su hogar y para disfrute propio y de su esposo.

La amplia avenida de Jumeirah Beach nos conduce a Souk Madinat Jumeirah, la Venecia de Dubai. Se trata de otro de los excesivos complejos de ocio de la ciudad; hoteles, apartamentos, un gigantesco parque acuático y una enorme Galería Comercial construidos junto a un oasis artificial donde, entre frondosos palmerales, se abren camino plácidos canales de aguas color esmeralda. Pequeñas embarcaciones recorren los canales de arriba a abajo ofreciendo agradables paseos para disfrutar de este precioso lugar. En ambas orillas se suceden multitud de restaurantes que con sus terrazas al aire libre prometen una noche de ensueño. La modernidad se hace a un lado en este ilusorio vergel para sumergirse por completo en un estilo tradicional tanto en su arquitectura como en la decoración interior del centro. Un resort que se presenta como una aldea de lujo artificial, haciendo gala de una preciosa arquitectura islámica.

A pesar del intenso calor, me quedo encantado contemplando el hipnótico ir y venir de las barcas discurriendo por las tranquilas aguas de los canales. Los torreones que coronan los edificios, otean el horizonte asomando sus cabezas por entre los palmerales. En contraste, puede verse al fondo la silueta del hotel más caro y más alto del mundo. El único hotel de 7 estrellas y uno de los símbolos más representativos de Dubai; se trata del hotel Burj Al Arab. C0nstruido sobre una isla artificial a casi 300 metros de la costa y con la forma de una gran vela de barco, Burj Al Arab despliega todo su poderío sabiéndose uno de los lugares más admirados del mundo. Empezó a construirse en 1994 y abrió sus puertas al público en 1999. Su acceso es restringido y solo puede ser visitado si, con dos o tres días de antelación, se ha reservado una habitación o una mesa para comer o cenar en el restaurante. A pesar de no poder entrar, merece la pena acercarse a sus inmediaciones para contemplarlo en la distancia.

A poca distancia se encuentra otro de los prodigios arquitectónicos contemporáneos; el Jumeirah Beach Hotel. Merece la pena echarle un vistazo, aunque sea desde fuera.

En pocos años, Dubai ha pasado de ser un árido desierto sin el menor atractivo, a convertirse en el punto de referencia de Oriente Medio concentrando en la capital del emirato infinidad de logros técnicos y arquitectónicos. Milagros hechos realidad por la mano del hombre venciendo a la naturaleza y a las leyes que la rigen. En Dubai he visto el rascacielos más alto del mundo (Burj Khalifa), la fuente más grande y con más altura del mundo (Dubai Fountain), el hotel más alto y más caro del mundo (Burj Al Arab), el centro comercial más grande del mundo ( The Dubai Mall) y otras muchas maravillas pero,… hay una que sobresale por encima del resto, por insólita y por haber logrado someter a todos los elementos de la naturaleza para hacerla realidad; Palm Jumeirah.

Palm Jumeirah es una isla artificial con forma de palmera de más de 5 kilómetros de largo, construida para ganarle terreno al mar, ampliando la superficie de playa para la ciudad y creando uno de los más sorprendentes complejos urbanizados del mundo. Una obra de una extraordinaria magnitud a la que se accede con un tren monorail que une la costa con la isla y que recorre el tronco de la palmera hasta su extremo, donde se encuentra el impresionante Atlantis Hotel, una especie de parque temático que engloba una gran galería comercial, dos enormes acuarios y el Dolphin Bay, donde puedes bañarte con delfines por 975 Dhs.

El billete del monorail cuesta 20 Dhs, ida y vuelta, y permite contemplar los lujosos chalets con playa privada que cubren cada una de las ramas de la palmera. Un proyecto que, aun estando muy avanzado,  se encuentra inacabado. El lujoso Atlantis Hotel tiene sus cimientos sumergidos en el mar como si se tratara de una pecera, permitiendo contemplar la vida submarina que le rodea. Su construcción finalizó en el año 2009 y su inauguración costó 5 millones de dólares.

Existen otras dos palmeras (Palm Jebel Ali de 7 kilómetros de largo y Palm Deira, la más grande de las tres, con 14 kilómetros de largo)  que, tras iniciar su construcción, han sido suspendidas por falta de presupuesto. Del mismo modo, The World es un conjunto de 300 islas dispuestas de tal forma que reproducen la imagen de un mapa del mundo pero, su construcción ha sido interrumpida por falta de presupuesto.

La mañana ha sido larga e intensa pero me ha permitido ver los lugares más emblemáticos de la ciudad. Se ha hecho la hora de comer y le pido a Anvar que me deje en mi hotel para poder recuperar fuerzas y darme una ducha.

Esta tarde,… conoceré el Financial Center de Dubai.

Share

2 Comentarios

  1. Hola amigo! mi esposa y yo tenemos planeado visitar ese lugar en un año. vivimos en mexico, ella es americana y yo soy mexicano. nosotros tenemos dos hijos y me gustaria saber si este lugar es seguro para una familia como nosotros. iriamos alla por trabajo por parte de mi esposa que es ma3estrde ingles en mexico y que lo mismo haria alla. muy buena informacion en tu pagina y tambien las fotos que tomaste. como te comunicaste con ellos…en ingles tal vez! habla alguien español. saludos amigo y aver si tienmes chance de contestarme. gracias ulises.

    • Hola Ulises,
      por la seguridad en el país no debéis tener ningún miedo. Posiblemente sea uno de los países islámicos más abiertos, respetuosos y seguros del mundo. El idioma más utilizado allí es el inglés. Pensad que se trata de un país creado por y para los negocios por lo que, el inglés se impone a cualquier otro idioma, incluso al árabe. Olvídate de hablar en español. Allí no es un idioma habitual. Puedes encontrar españoles o latinoamericanos en viaje de negocios o turismo pero no es un idioma que, de momento, sea muy hablado. Como habrás podido leer en mi diario, has de tener en cuenta dos cosas muy importantes que, por no estar acostumbrados a ellas, resultan complicadas al principio; el insoportable calor de los meses de verano y el Ramadán. Si eres capaz de convivir con estos dos factores,… el país te va a encantar. La calidad de vida es excepcional, la educación (allí encontraréis algunos de los mejores colegios internacionales) y la amabilidad de sus gentes es formidable y la oferta de negocios, gastronómica y de ocio es infinita.

      No dudes en preguntarme cualquier cosa. Me alegrará poder ofrecerte mi modesta ayuda.

      Suerte en vuestra nueva etapa y disfrutad de todo lo que los Emiratos Árabes os ofrecen.

Envia un comentario

© 0000-0000 — Contacto: www.picturestravel.com — Actualizado: 2 mayo, 2016 — Visitas totales: 165,426 — Últimas 24 horas: 87 — Conectados: 0