Recorriendo Dubai (2ª Parte) | Blog de Viajes Picturestravel.com. El diario del viajero.

Recorriendo Dubai (2ª Parte)

» Posted by on ago 4, 2012 in El Diario del Viajero, El Viajero en Emiratos Árabes Unidos | 1 comment

Recorriendo Dubai (2ª Parte)

Mi visita al piso 124 del Burj Khalifa me permitió ver, desde la distancia, una de las principales arterias de la ciudad, aquella donde la ciudad se eleva a las alturas; Sheikh Zayed Road, el distrito financiero de Dubai. Desde aquel preciso momento, aquel se convirtió para mi en uno de los imprescindibles lugares que visitar. Decenas de rascacielos de acero y cristal se alzan imponentes a ambos lados de la avenida.

La red de metro de la ciudad cuenta con dos lineas (verde y roja). Estas dos líneas son suficientes para comunicar perfectamente todos los extremos de la ciudad. Sus estaciones son ultramodernas, limpias, con un aire acondicionado brutal (refugio perfecto en los meses de verano) y con uno de los mejores servicios que he visto, solo superado, a mi entender, por el metro de Singapur.

Se trata de una red de metro sin conductor, totalmente automatizada e integrada en la ciudad de Dubai. La ciudad inauguró la red de metro en Septiembre de 2009, convirtiéndose en la primera red de metro urbano de los estados árabes del Golfo.

Entre los servicios que proporciona; existe un cómodo y espacioso vagón de uso exclusivo para aquellos viajeros Vip que estén en posesión de una Tarjeta Gold, otro vagón está dedicado a personas cargadas de maletas o carritos y otro de los vagones es de uso exclusivo para mujeres y niños.

La línea roja, en casi su totalidad, realiza su recorrido al aire libre elevándose por encima del tráfico rodado. Permite contemplar la ciudad al tiempo que nos desplazamos y, esto adquiere mayor atractivo cuando se tiene en cuenta que esta línea recorre y se detiene en los principales puntos comerciales de la ciudad, desde el aeropuerto hasta más allá de Jumeirah Lakes Towers.

Existen dos únicas estaciones de intersección entre la línea roja y la verde; Union y aquella que recibe el nombre de Khalid Bin Al Waleed. Precisamente esta última estación, se encuentra a pocos metros de mi hotel y es desde aquí desde donde emprendo mi viaje hacia Financial Centre.

Existen diferentes tipos de tarifas en el billete de metro dependiendo de la distancia que vaya a recorrerse. Si la utilización del metro va a ser frecuente durante tu estancia en Dubai, recomiendo adquirir la Tarjeta Silver. Esta tarjeta permite ser recargada por el importe que se desee. Cada vez que se pasa la tarjeta para entrar y salir del metro, automáticamente se descuenta el importe correspondiente al trayecto realizado. Es cómodo y económico.

El recorrido en metro me permite contemplar la ciudad desde otra perspectiva. Una posición elevada que me deja ver; a lo lejos, los edificios más representativos de la ciudad, junto a mi, los numerosos Centros Comerciales que se suceden uno tras otro y, bajo las vías, el fluir del tráfico por sus infinitas avenidas.

Tras 15 minutos de recorrido,  llego a Financial Centre. Un puente elevado cruza la amplia avenida para permitirme descender en la acera opuesta de la calle. Abandono la futurista estación de metro y, nuevamente, me enfrento al intenso, y ya casi olvidado, calor emiratí.

A uno y otro lado de la avenida se yergue un ejército de acristalados gigantes que enfrentados y desafiantes, miden su poderío. Requiere esfuerzo echar la cabeza hacia atrás para alcanzar a ver donde acaban. Es tanta la altura que alcanzan que se tiene la sensación de que, de un momento a otro, sus cabezas van a tocarse. Altos, altísimos rascacielos que observan como, junto a ellos, nuevas e impresionantes estructuras crecen amenazantes para hacerles sombra. Sus gigantescos cuerpos revestidos de espejo y cristal lanzan destellos de luz que alumbran la avenida. Arrogancia, soberbia y,… belleza. Un duelo de titanes que compiten en altura y diseño. Una carrera por alcanzar el cielo y una competición por acaparar la atención y el asombro del mundo entero.

Tras la primera línea de rascacielos hay una segunda línea de edificios no menos impresionante. Esta avenida es la Disneylandia de los arquitectos.

Desafortunadamente, la carrera hacia el cielo ya la tienen perdida todos ellos. Al fondo, imponente, Burj Khalifa los mira con condescendencia sabiéndose indiscutible triunfador.

El sol se está poniendo y las largas sombras de estos gigantes recorren toda la avenida sumiéndola en una siniestra e intrigante oscuridad.

Los bajos de todos estos rascacielos están ocupados por atractivos restaurantes y reconocidos establecimientos de hostelería como; Starbucks, Johnny Rocketts,…

Ummmm, Johnny Rocketts,… me trae recuerdos de mi visita a San Francisco (USA). Un día de estos le haré una visita para disfrutar de una de sus deliciosas hamburguesas y de su atractivo estilo americano de los años 50.

Share

1 Comentario

  1. Me encanta leer tus viajes y sentir como te apasionan. Las fotos impresionantes. Un beso

Envia un comentario

© 0000-0000 — Contacto: www.picturestravel.com — Actualizado: 2 mayo, 2016 — Visitas totales: 160,246 — Últimas 24 horas: 67 — Conectados: 1