*La Asamblea de los Muertos

Brutal atentado terrorista en la plaza de Djemma el Fna (Marrakech)

» Posted by on abr 29, 2011 in Marruecos, Mis Viajes | 1 comment

*La Asamblea de los Muertos

D

 

El pasado día  28 de Abril de 2011, la sangrienta mano del terrorismo islamista volvía a golpear con fuerza al país vecino y, concretamente, a una multitud de turistas que  disfrutaban de su visita a Marrakech. Al menos 15 personas, entre ellas 12 extranjeros, han muerto en un atentado producido en el Café Argan situado en plena plaza Djemma el Fna, y en el que una veintena de personas han resultado heridas. Este ha sido el atentado mas importante y mas sangriento, registrado en Marruecos en los últimos 17 años.

Una plaza que rebosa alegría día y noche, hoy recoge las lágrimas de sus víctimas y familiares, así como de un pueblo al que se le ha abierto una enorme herida. Su nombre, Djemma el Fna (Asamblea de los Muertos), hace referencia a los tiempos en que se exhibían en esta plaza, las cabezas de los criminales ajusticiados clavadas en estacas. Hoy son los cuerpos de inocentes víctimas los que, en esta misma plaza, han quedado mutilados por asesinos sin escrúpulos.

En respuesta al horror y el dolor que pretenden provocar los asesinos, quiero ofrecer una muestra de la belleza y la alegría que, a diario, desprende esta emblemática plaza.

Animados y coloridos puestos de zumos ofrecen naranjas recién exprimidas para calmar la sed del visitante. Dentistas callejeros exponen en bandejas multitud de piezas dentales convirtiéndose mas en un divertimento turistico que en un remedio contra el dolor de muelas, pero no hay que engañarse, la población mas desfavorecida económicamente continua acudiendo a estos singulares sacamuelas para curar sus dolencias.

Bereberes del otro lado del Gran Atlas llegan hasta esta plaza para ofrecer sus remedios naturales ante cualquier dolencia o mal de ojo. Raíces, hiervas y animales disecados se combinan sabiamente para preservar la salud del paciente. Encantadores de serpientes y amaestradores de monos hacen gala de sus habilidades y juegan con el turista para ofrecerle la oportunidad de fotografiarse con los animales y vivir la experiencia de dar un beso a una cobra o dar de comer a un macaco. Aguadores vestidos con coloridos ropajes hacen sonar campanas para calmar la sed del occidental sirviendo agua en un cuenco de metal blanco ya que, solo para los musulmanes, están reservado el derecho a beber en los cuencos de latón. Expertas tatuadoras de henna se empeñarán en pintarte brazos y pies con exquisitas filigranas floreadas. Adivinas, porteadores y guías improvisados abordan al turista para ofrecer sus servicios. Cafés y restaurantes rodean la plaza ofreciendo sus amplias terrazas desde las que contemplar la bulliciosa y frenética actividad de una de las plazas mas animadas del mundo. En el centro, multitud de restaurantes humeantes, proponen las especialidades culinarias del país; cus cus y tajín, no aptas para el estómago del forastero.

Calesas tiradas por caballos, cuentacuentos, bailarines, músicos y magos completan la oferta de una plaza siempre vigilada por la espectacular torre de la Mezquita Koutoubia.

Share

1 Comentario

  1. Dicen que Marruecos es un país lleno de luz, de una luz especial que lo inunda todo. Que es un país de colores intensos, de sonidos envolventes, de aromas y sabores.
    Un país lleno de vida, de tradición.
    Un país que enamora, un país con magia y encanto.
    Supongo que este lugar que has descrito es tan solo uno de los muchos atractivos que ofrece y supongo que perderse entre su gente y convivir con sus constumbres debe ser una expericiencia inolvidable.
    Lástima que hoy en día la política y la religión determinen la seguridad de sus gentes y de sus turistas. Que pena que el pasado 28 de Abril el colorido de esa plaza se tiñera del tanto dolor.
    Gracias Jorge.

Envia un comentario

© 0000-0000 — Contacto: www.picturestravel.com — Actualizado: 2 mayo, 2016 — Visitas totales: 174,993 — Últimas 24 horas: 53 — Conectados: 0