Al Karama y Mall of Emirates

Vamos de shopping por Dubai.

» Posted by on ago 5, 2012 in El Diario del Viajero, El Viajero en Emiratos Árabes Unidos | 0 comments

Al Karama y Mall of Emirates

S

Mercado de Al Karama. Famoso por ser el mercado de las imitaciones de Dubai. En el pueden encontrarse imitaciones (falsificaciones) de bolsos, relojes, ropa, carteras, zapatos,… de importantes firmas y marcas de reconocido prestigio; relojes Omega, Rolex, Patek Philippe,… polos, camisas y camisetas Lacoste, Ralph Lauren,… bolsos de Prada, Loewe,…. La oferta es ilimitada y la calidad de las imitaciones puede llegar a ser muy buena. Solo un inconveniente, en comparación con las imitaciones que he podido ver en otras ciudades como Nueva York, Bangkok, Hanoi, Beijing o Bali,… los precios que se manejan en Al Karama son muuuy caros.

Al Karama se encuentra en las proximidades de mi hotel, lo que me permite llegar hasta él caminando. Al pensar en este mercado no debes imaginarte un característico zoco árabe, se trata de una multitud de tiendas ubicadas en los locales que se situan en los bajos de los edificios de la zona. Los porches se llenan de mercancías expuestas para atraer la atención del cliente y, normalmente, los vendedores (de origen indio, en su mayoría) se cruzan en tu camino para invitarte a visitar su tienda y, lo más importante, su “trastienda”.

Hoy es un día completamente distinto. El ritmo y la vitalidad de Al Karama han sido alterados por el intenso calor del mes de Agosto y por los rigores del Ramadán, que han dejado desierto un mercado que suele estar abarrotado de turistas y curiosos. Tanto es así que ni siquiera los vendedores salen del refugio en el que se han convertido sus establecimientos, permaneciendo a resguardo del infernal calor y bajo la protección de los potentes aparatos de aire acondicionado.

Un amable muchacho natural de Goa (India) ha sido el encargado de acompañarme hasta el mercado cuando más perdido me encontraba y, ¡oh, casualidad!, resulta que trabaja en una de las tiendas de Al Karama. En nuestra conversación, de camino al mercado y en agradecimiento por su ayuda, me comprometo a visitar la tienda para la que trabaja. Una vez allí, entramos en un establecimiento especializado en la venta de tejidos de todo tipo pero,…. no es eso lo que he ido a ver. Pronto me presenta a su jefe quien, en cuestión de segundos, monta frente a mi una improvisada mesa cediéndome un taburete como asiento. Dos, tres,… hasta cuatro grandes cajas de plástico llenas de relojes de imitación serán, durante más de media hora, el centro de nuestra atención. Cientos de relojes de lujosas y reconocidas marcas con diferentes calidades en su imitación tientan a cualquier amante de los relojes como yo. Aun así, la negociación se tuerce cuando comenzamos a hablar de precios. Yo tengo como referencia los precios que se manejan habitualmente en este tipo de imitaciones en otros países pero, lo que el comerciante me pide por cada uno de estos relojes es desorbitado en comparación. De modo que no accedo a comprar y eso desata las iras del tendero que ha invertido treinta minutos de su precioso tiempo en mostrarme su mercancía.

Tras visitar algunas de las tiendas del mercado y sumergirme en sus escondidas trastiendas o almacenes clandestinos, para revisar sus productos de imitación de mejor calidad, decido que aquel lugar ya me ha mostrado todo lo que me podía ofrecer de interesante.

Huyendo del calor abrasador y del ya aburrido y poco animado ambiente de Al Karama, me dirijo a un nuevo icono del consumismo en Dubai; el mercado chino Dragon Mart. Un gran centro comercial que reúne multitud de tiendas regentadas por chinos y, en la que todos los productos que se ofrecen son de manufactura china.

Fui allí pensando que me encontraría con un centro comercial al estilo del Mercado de la Seda de Beijing (el mayor mercado de imitaciones de China y, probablemente, del mundo), pero nada que ver con él. Dragon Mart es como una gran tienda de todo a 1 euro, en el que se ofrecen productos poco atractivos y de muy baja calidad. Eso sí, es enorme. En mi opinión, no os recomiendo que perdáis el tiempo ni el dinero en desplazaros hasta allí. No merece la pena.

La mañana no ha sido muy satisfactoria. Los lugares visitados no me han mostrado nada diferente o sorprendente.

Es hora de comer y, aunque los lugareños no van a hacerlo obedeciendo la ley del Ramadán,…. yo si que voy a ir a mi apartamento para prepararme algo de comer, descansar un poco del calor abrasador y organizar las visitas de esta tarde.

La línea roja de metro me lleva directamente al interior de Mall of Emirates. Por detrás de Dubai Mall, Mall of Emirates es el segundo centro comercial más grande de Dubai,… y del mundo. Inaugurado en 2005 el Mall of Emirates reúne bajo una misma cubierta a más de 520 marcas internacionales, un parque de atracciones infantil y, una de las atracciones estrella de Dubai;  Ski Dubai. Una pista de nieve que permite practicar esquí y snowboard a temperaturas bajo cero en mitad del desierto emiratí. Se trata de la pista de esquí indoor más grande del mundo, donde se pueden practicar todo tipo de actividades invernales. Las dimensiones de la pista hablan por si solas: 85 metros de altura, 80 metros de anchura y una longitud máxima de 400 metros. Cuenta, además, con cinco recorridos con diferentes niveles de dificultad. Como cualquier estación de esquí que se precie, Ski Dubai ofrece cursos de esquí y snowboard durante todo el año. Pero,… si no queréis esquiar, también hay una entrada de paseo. Con ella podréis, entre otras cosas, lanzaros por los toboganes helados o tomar una copa en el bar de hielo.

Otro de los atractivos en Mall of Emirates es el espectacular acuario marino. Un precioso y enorme acuario que, en 2008, mereció el Premio Guines de los Records al Mayor panel acrílico de una sola pieza del mundo. Este panel permite contemplar las numerosas y exóticas especies marinas allí contenidas. Tiburones, mantas rayas, enormes ostras y decenas de coloridos peces pueblan esta inmensa pecera gigante. La visita al acuario consiste en contemplar la fauna marina y el ecosistema allí recreado, atravesando un enorme túnel de cristal que permite disfrutar de un emocionante viaje subacuatico o, si lo prefieres, puedes bucear en el inmenso tanque de agua y dar de comer a los peces bajo la supervisión de un instructor. Para los que no queráis gastar dinero en la entrada, tenéis la posibilidad de contemplar el acuario desde su inmensa cristalera. (http://www.thedubaiaquarium.com/ )

lasildenafil.com - una droga muy potente que es conveniente, no es necesario ir al medico, que cuesta dinero, y obtener una receta.

Share

Envia un comentario

© 0000-0000 — Contacto: www.picturestravel.com — Actualizado: 2 mayo, 2016 — Visitas totales: 155,563 — Últimas 24 horas: 54 — Conectados: 0